En una ocasión recibí un mensaje de una seguidora en redes.

Me dijo: “Ya probé de todo y el médico no me sana.”

Sus palabras me dieron mucho que pensar, tanto, que he necesitado un podcast para poder responder a todas las preguntas que este temazo me planteó.

¿Sabes? Creo de verás que verás que cuando algo nos llama la atención, ya sea para bien o para mal, es porque algo de eso vive en ti.

En tu propia historia y experiencias, en tus anhelos, en tus miedos y aspiraciones, en lo que nunca le dijiste a nadie, en lo que quizá ni siquiera reconoces para ti misma, en lo que te encanta y deseas también.

Ves en mi, lo que hay en ti y viceversa.

Así que aquel mensaje caló muy hondo en mi porque esa desesperación, de no encontrar soluciones, de no saber ya a quien acudir, de no saber si te vas a curar algún día… formó parte de mi propia historia al atravesar un proceso de candidiasis. 



Sin embargo hubo un momento.

Un momento.

En que me agarré bien fuerte a mi misma y me dije: Voy a rescatarme.

Cree un espacio para creer.
Cogí el timón del autogobierno.
Reuní la energía necesaria y…
Aprendí.

Alfabetizarte acerca de tu propio cuerpo, no es algo de lo que puedas prescindir. Es mucho más cómodo delegar esa cantidad de tiempo y energía pero cuando no encuentras respuestas ahí fuera, quizá llegó el momento de voltear la mirada hacia adentro.

¿En que punto estás tú?

  • ¿Alguna vez has sentido que el sistema médico convencional no tiene respuestas para tus dolencias
  • ¿Te has preguntando como participas tú en la aparición de tu sintomatología?,
  • ¿Delegas el conocimiento sobre tu cuerpo o aprendes cada día acerca de nuevas formas con las que autogestionar tu salud?
  • ¿Qué pasos son claves para que te reconozcas como dueña y soberana de tu ecosistema-cuerpo?
  • ¿Pueden las plantas medicinales ayudarte a sanar desbalances ginecológicos de una manera amable, orgánica y no invasiva?

Todo esto y mucho más, en el segundo podcast de Medicina Salvaje.

Espero que la información compartida sea pura medisssina para ti.
¡Gracias por escucharme y dejarme entrar en tu mundo!

Te mando un abrazo lleno de calma,

Llena tu útero de calor, cobijo y placer con plantas de fuego.

Aquí tienes mi regalo de bienvenida. Una receta de alquimia herbal para el útero frío. El primer paso es desencallar ese frío interno para recuperar la capacidad pulsátil, es decir, el latido, oscilante y modulado, en vez de la contracción, el espasmo y la rigidez.

Deja un comentario

La Cerrada: Un canal de parto para renacer.

Masaje de la Matriz: Un portal a tu mundo emocional.

Vapores Vaginales-Yoni: Cuidados para el útero.